Entradas

Personal de Gendarmería realizan movilización en demanda de protocolos sanitarios claros ante exigencia de retorno a horarios normales.

  • “Sabemos que tenemos que volver a la realidad, pero aún estamos en estado de excepción. Nosotros como empleados públicos, somos los primero en retornar a la normalidad, ya que los demás, aún continúan con horarios Covid. Es por eso que estamos pidiendo que se contemplen medidas y protocolos sanitarios para esta vuelta, y así poder estar seguros”, señaló Mario Palma presidente provincial de la ANFUP

Ayer el personal de gendarmería del recinto penitenciario de Alto Bonito, realizó una manifestación, con quema de neumáticos, para reclamar y manifestar su descontento frente a las medidas establecidas por las autoridades, y que guardan relación con el retorno a las actividades normales.

Tal como fuera indicado por Mario Palma, suboficial de gendarmería y presidente provincial de la asociación nacional de funcionarios penitenciarios, las acciones realizadas por el personal tienen que ver con la solicitud a la autoridad que se establezcan protocolos claros, para salvaguardar la seguridad sanitaria de los funcionarios, en este retorno a los horarios normales.

Palma agregó que en los últimos meses, han debido adecuarse a la situación de crisis sanitaria, y efectuar turnos, muchas veces tomando trabajo de sus colegas, pero con el objetivo de mantenerse resguardados y seguir cumpliendo sus funciones.

“Sabemos que tenemos que volver a la realidad, pero aún estamos en estado de excepción. Nosotros como empleados públicos, somos los primero en retornar a la normalidad, ya que los demás, aún continúan con horarios Covid. Es por eso que estamos pidiendo que se contemplen medidas y protocolos sanitarios para esta vuelta, y así poder estar seguros”, señaló Palma.

Agregó que las exigencias que ellos plantean, tienen que ver con que las autoridades no han indicado nada al respecto, enviándolos nuevamente a sus horarios antiguos, sin ninguna protección.

Concerniente a la respuesta que se ha entregado por parte de las autoridades, el representante de la ANFUP, señaló que hubo una reunión con el subsecretario de justicia Sebastián Valenzuela Agüero.

“A nivel central, se concretó una reunión, específicamente con el subsecretario de justicia y la directiva nacional de la ANFUP. Igual pudimos ver que el gobierno estaba reticente a brindar opciones. Además entre los funcionarios igual hay personas que tienen enfermedades de base, por lo que se nos hace urgente poder esclarecer esta situación”, detalló el representante de la ANFUP

Mario Palma señaló que la situación es compleja, ya que debido a que no se están estableciendo protocolos sanitarios, les resulta difícil poder retornar a los horarios normales, puesto que hay funcionarios que tiene enfermedades de baja. A esto se le suma que tampoco están disponibles los servicios de salas cuna, por lo que quienes son papás o mamás, no tienen con quien dejar a sus hijos.

Junto con esto, Palma señaló que a nivel regional, tienen buena comunicación con la dirección, pero que las decisiones ultimas pasan por nivel central, y por lo que detalló, en la reunión sostenida con el subsecretario no había mucha disposición para el diálogo.

Apoyo de ANEF Los Lagos

En este mismo tema, la presidente regional de la asociación nacional de empleados fiscales (ANEF) Pamela Espinoza, se sumó a las demandas realizadas por los funcionarios de gendarmería, y señaló que se exige a las autoridades nacionales de respetar los acuerdos realizados entre ellos y los trabajadores, y que tiene relación con la conformación de mesas de trabajo, para establecer los mecanismos de retorno a la “normalidad”.

Espinoza comentó que es importante que se lleguen a acuerdos, por sobre todo, por cómo se va a resguardar la salud de quienes retornan a la presencialidad.

“Cómo se va a resguardar la salud de los trabajadores y trabajadoras con sus familias. Cómo se va a trabajar el tema de la salud mental; el poder erradicar el temor que puede significar el retorno a la presencialidad. No olvidemos que gendarmería hace poco tiempo tuvo un brote de Covid, por lo que aquí se está es que la autoridad tome en consideración, lo que fue un acuerdo a nivel nacional”, explicó Pamela.

La representante de la ANEF Los Lagos indicó se había acordado crear una mesa de trabajo y sentarse a conversar este tipo de situaciones que busca la seguridad de las personas, en este contexto de pandemia.

“Creo que estas acciones, no dañan a nadie. Esto es una señal de un gobierno que no ha tenido la voluntad de sentarse a conversar con las bases, desde que inició su mandato. El poder establecer un diálogo entre autoridades y trabajadores, es una señal de empatía y transparencia, pero no ha sucedido”, agregó Espinoza

La presidente de la ANEF reiteró que apoyan las movilizaciones realizadas por el personal de gendarmería, la que se ha replicado en varias ciudades del país, y hace el llamado a la autoridad a que escuche las demandas de los trabajadores.

Trabajadores de la Unidad de Pacientes Críticos del Hospital de Puerto Montt se movilizan por mejores condiciones laborales.

  • Los trabajadores de la Unidad de Pacientes Críticos se han desplegado en el frontis del Hospital regional exigiendo mejores condiciones para desempeñar una atención de calidad al interior del centro hospitalario.
  • Las y los trabajadores dan señales de agotamiento, denuncian alta precarización, no se les provee de las especializaciones y capacitaciones para estar en una de las Unidades más complejas y demanda del centro.

Equipo compuesto por varios estamentos

Un destacado grupo multidisciplinario lleva varias semanas enfrentando un proceso de negociación con la dirección del Hospital, representado por su directora, Mónica Winkler. La base de la negociación está fundado en la alta carga laboral que han debido afrontar las y los trabajadores de esta Unidad hospitalaria como consecuencia de la pandemia. “Hemos estado con una sobrecarga tremenda de trabajo. Todos los pacientes Covid, provenientes de otros lados, fueron atendidos por nosotros”, señalo Marlys Quintanilla, tens de la Unidad.

Frente a la reorganización y la ininterrumpida sobrecarga laboral, los diferentes estamentos, kinesiología, auxiliares, TENS y enfermería levantaron un petitorio orientado a mejorar sus condiciones laborales y salariales. El 2 de julio, en el auditorio, dieron a conocer a la dirección sus requerimientos. Allí la señora Winkler se comprometió a entregar una respuesta en 10 días.

Tras la negativa de la dirección del Hospital para llegar a acuerdos con los funcionarios, el equipo de trabajadores multidisciplinario de UPC, llevo adelante un banderazo. Con consignas y carteles alusivos a la compleja situación laboral que están viviendo, los líderes de la unidad hicieron públicos sus reclamos.

Marlys Quintallana reforzó que se da a conocer a la comunidad los problemas “pero esto no significa un cese de nuestras atenciones. Nunca hemos dejado de atender a los pacientes”.

Ausencia de apoyo para especializaciones y capacitaciones

La profesional agregó que “quienes trabajan en esta unidad, debe ser una persona altamente capacitada, cuestión que la dirección no se hace cargo. El personal nuevo que ha ingresado, ha aprendido sobre la marcha, originando un carga adicional para los funcionarios más antiguas”.

La movilización cierra con la solicitud de la directora del Hospital a formar una mesa de trabajo, la que estará integrada por un representante de cada estamento. Los trabajadores, sin embargo, advierten que no cesaran las movilización mientras se mantenga el proceso de negociación.